To read in English click here

Ahora que ha fallecido José José, quizás muchos de ustedes, al igual que yo, han empezado a recordar muchas de sus canciones que nos acompañaron a lo largo de nuestra niñez y juventud comenzando con La Nave del Olvido y con El Triste. Esta última sería la canción que lo lanzara firmemente al estrellato, así como muchas otras como Lo Pasado, Pasado, Gavilán o Paloma, Payaso, etc., etc., etc. Recuerdo muy bien las interminables tardes que pasábamos los amigos escuchando sus canciones, entre muchas otras, pero las de él se prestaban especialmente para modificar la letra y el mensaje de las mismas.

Recuerdo especialmente cuando me tocó verlo en persona en Reynosa, Tamaulipas cuando cortejaba a María Elia a finales de los 80s. En aquél entonces el señor ya pasaba por una de sus tantas crisis que salió a cantar más de dos horas tarde. También, después de que surgió la noticia el día de su muerte, María Elia me recordó que algunos en su familia tenían una conexión cercana al Príncipe de la Canción.

Hoy día, cada vez que un famoso o un conocido muere, me pregunto qué será de su familia, tanto a nivel humano y personal, como profesional, ya que esta última me ha dado la experiencia de haber visto todo tipo de consecuencias que dejan atrás los que dejan este mundo cuando han planeado para ese momento, así como cuando han planeado a medias o en forma inadecuada, y lo peor, cuando ni siquiera se tomaron el tiempo de planear.

De las notas periodísticas que hasta ahora han visto la luz del día, casi puedo asegurar que José José fue uno de esos que no planeó. Lo digo debido a que algunos de sus hijos no estaban con él, dicen que no les consta que murió, que no sabían en qué funeraria estaba el cuerpo, etc. Circunstancias que no habrían surgido si él hubiera dejado todos sus asuntos en orden.

Tres Razones por las Que José José Necesitaba una Planeación Patrimonial Internacional

  1. En primer lugar, necesitaba una planeación patrimonial como extranjero viviendo en Florida para tratar de evitar el impacto fiscal de los impuestos federales sobre herencias de estados Unidos. Según datos publicados, el valor del patrimonio de José José al momento de su muerte alcanzó los $5 millones de dólares. Por su parte, ciertos medios han informado que vivía con su tercera esposa, Sara Salazar, y sus tres hijas en Miami. Otros han dicho que fue llevado prácticamente a la fuerza por su hija menor a vivir a Miami.

Independientemente de cuál sea la realidad, el hecho de ser extranjero sujetaría todos sus bienes ubicados dentro del territorio americano, como mínimo, al impuesto sobre herencias a razón del 40% y con una exención de tan solo $60,000 dólares. Una buena planeación le hubiera permitido exentar todos esos bienes de los impuestos sobre herencias. En su defecto, un seguro de vida con una cobertura suficiente pudiera haber sido la solución alternativa para pagar los impuestos sobre herencias los cuales se tendrían que pagar a más tardar el día lunes 29 de junio de 2020, ya que el 28 de junio será domingo. Sin embargo, con todas sus aflicciones, esta alternativa hubiera sido muy poco viable.

  1. La segunda razón es que el señor tenía dos exesposas y una esposa, así como tres hijos con dos de ellas. Un testamento y un fideicomiso hubieran evitado un juicio sucesorio y el zafarrancho que a la fecha han protagonizado los hijos del cantante ante los medios de comunicación y la vista de todos nosotros desde el momento en que se dio la noticia de su muerte. Quizás pudiera ser intencional, ya que al parecer todos ellos viven de la farándula. Un testamento, pero sobre todo un fideicomiso, le hubiera permitido controlar no tan solo quién recibiría qué, sino la manera en que los derechos de autor sobre sus canciones pudieran ser utilizados y administrados en el futuro. Sobre todo, para tratar de prevenir las crisis económicas por las que supuestamente pasó. Algunos recordarán el rumor de que hubo un tiempo que llegó a vivir en un taxi en la Ciudad de México.
  2. Por último, y en el mejor de los casos, José José murió con un patrimonio de $5 millones de dólares que, aunados a los derechos de autor sobre todas sus canciones, los cuales deben valer algunos múltiplos de la cifra mencionada debido a las regalías futuras, serán la manzana de la discordia entre la familia del cantante, y la carnada para que el IRS investigue las condiciones—no me refiero médicas—de la muerte del cantante.

Lo anterior, en virtud de que el problema más grave que pudiera surgir en un futuro próximo es si existen factores externos que pudieran determinar que José José estableció su domicilio en Estados Unidos antes de morir. Si este llegare a ser el caso, entonces todos los bienes que pudiera haber tenido en México también estarían sujetos al impuesto sobre herencias en EE.UU. El principal riesgo que veo en esto es para los derechos de autor de todas sus canciones y sobre todo para las regalías futuras. No se qué valor pudieran tener, pero sospecho que son sustanciales.

Aunque uno no siempre conoce a todo mundo, y mucho menos a los artistas y famosos, me da la impresión que el llamado Príncipe de la Canción haría diferente las cosas si pudiera volver a empezar. ¡Que en Paz Descanse, José José!

¿Quieres aprender más acerca del tema? Solicita un ejemplar de nuestro libro sobre planeación patrimonial.

Si tienes cualquier duda o pregunta, o bien, quisieras tener una consulta al respecto, llámanos al (800) 694-6604 o contáctanos llenando la forma en esta página.

Be the first to comment!
Post a Comment