Antonio Gastélum
Como abogado en México y Texas, Antonio se enfoca en planeación internacional patrimonial y de negocios.

Green card in front of a one hundred dollar bill

For English, click here

Muchas veces, los ciudadanos mexicanos que planean solicitar la residencia permanente en los Estados Unidos se sorprenden al saber que sus nuevas obligaciones tributarias incluirán las propiedades que poseen o dejan en México. Como tal, es imprescindible que consultes a un abogado con experiencia en planeación patrimonial internacional para determinar el mejor tratamiento para tus circunstancias particulares.

Donar vs Vender Activos

Recientemente, trabajé con una cliente que se estaba preparando para solicitar la residencia permanente en los Estados Unidos. Su esposo era ciudadano de EE.UU. y ella estaba padeciendo algunos problemas de salud que le dificultaban seguir viajando a México con regularidad. Sin embargo, inicialmente no tenía idea cómo cambiarían sus obligaciones fiscales cuando recibiera su Green Card.

Los residentes permanentes de Estados Unidos tienen derecho a una exención total de $11.7 millones de dólares por persona en 2021 con respecto al impuesto sobre herencias—la cual incrementó de $11.58 millones en 2020. Sin embargo, los residentes están sujetos al impuesto sobre herencias de EE.UU. por todos sus activos en todo el mundo independientemente en dónde se ubiquen, incluyendo cualquier propiedad que tengan en su país de origen.

Para evitar una carga tributaria innecesaria respecto al impuesto sobre herencias, la cliente optó por donar sus propiedades en México a sus hijos. Aunque hay un período de espera de tres años desde el momento de la donación para que los activos sean efectivamente excluidos de su patrimonio, y por ende de su haber hereditario, esta solución funcionó bien para ella porque sus hijos adultos no vivían en EE.UU., la suma total del valor de los activos en México estaba cubierto por la exención del impuesto sobre herencias, y además estaba dispuesta a ceder el control total de sus activos en México. Mientras los hijos permanezcan en México, no habrá consecuencias fiscales adicionales en este momento para ninguno de los miembros de la familia, especialmente ahora que el Congreso de México está considerando imponer, a corto plazo, un impuesto federal sobre herencias.

Si la cliente hubiera querido vender sus propiedades en México a un tercero, ella hubiese tenido que pagar el impuesto correspondiente sobre cualquier ganancia obtenida. Además, si hubiera vendido los activos a sus hijos por debajo de su valor de mercado, es posible que la diferencia se hubiese considerado un regalo.

Implicaciones de la Regla de los Tres Años

Un posible inconveniente derivado de la donación de activos mexicanos para evitar el impuesto sobre herencias de EE.UU. es el período de espera de tres años. Si el propietario de los activos donados o transferidos por debajo de su valor de mercado fallece dentro de los tres años posteriores a la donación, el valor de esos activos se considerará dentro de su haber hereditario para efectos del impuesto sobre herencias aplicable en Estados Unidos.

Sin embargo, la regla de los tres años descrita en la Sección 2035 del código fiscal de EE.UU. no se aplica a la venta de activos. Los activos que se venden a su valor de mercado se eliminan inmediatamente del patrimonio.

Planear a Futuro Es la Clave para Minimizar Tu Carga Fiscal

MEG International Counsel ofrece a sus clientes servicios personalizados de planeación patrimonial internacional para atender sus necesidades particulares. Solicita nuestra guía gratuita, El Libro Azul Oficial de Planeación Patrimonial para Millonarios Extranjeros, para familiarizarte con los conceptos clave de planeación patrimonial, y luego contáctanos para programar una consulta y platicar acerca de la mejor manera de lidiar con las consecuencias fiscales de un cambio de residencia bien planeado.

Be the first to comment!
Post a Comment