Reglas Americanas para Inversionistas Extranjeros para la Clasificación Fiscal de Entidades

Como extranjero que quiere hacer negocios en los Estados Unidos, tienes muchas decisiones que tomar. Una de tus primeras decisiones es cómo quieres que tu empresa sea clasificada por el Servicio de Rentas Internas (IRS). Esta elección es importante para tu estrategia de negocios global en virtud de que puede impactar:

  • La cantidad que pagues en impuestos americanos
  • La cantidad que pagues en impuestos a tu país de residencia
  • El momento de pagar tus impuestos
  • La posibilidad de diferir los impuestos
  • Tu cumplimiento fiscal y obligaciones de reportar

Tratamiento Fiscal Americano de las Empresas Extranjeras

Generalmente, existen dos situaciones en las cuales una entidad extranjera puede ser impactada por las leyes fiscales de Estados Unidos. Un ente extranjero pudiera estar sujeto a impuestos de Estados Unidos si:

  • Tiene ingresos o actividades en los Estados Unidos que se consideren como un negocio o comercio americano de acuerdo a las reglas fiscales de EE.UU.; o
  • Tiene un dueño, miembro, o socio americano y esa propiedad hace aplicables las reglas fiscales de EE.UU.

Opciones para la Clasificación Fiscal General

Es importante hacer hincapié en que las leyes de tu país de residencia no determinan la clasificación de tu empresa para efectos fiscales en EE.UU. Por el contrario, los EE.UU. siguen un conjunto de reglas específicos para determinar la clasificación fiscal de una entidad extranjera. Cuando constituyes una empresa, puedes elegir cómo será tratada para efectos fiscales:

  • Gravada a nivel del socio. Los ingresos y las pérdidas del negocio fluyen hacia los dueños quienes son gravados sin importar si las utilidades son distribuidas a los socios. A este tipo de negocio se le conoce como un “flow-through” o transparente fiscal. Por ejemplo, una asociación o “partnership” es un tipo de ente que es gravado en esta forma.
  • Gravada a nivel de la empresa y a nivel del socio. La entidad está sujeta al impuesto sobre la renta a nivel de empresa. Posteriormente, cuando las utilidades se distribuyen a los dueños o accionistas, éstos deben pagar impuestos personalmente por sus ingresos de dividendos. Las corporaciones son gravadas en esta forma.

La posibilidad de elegir la clasificación fiscal ofrece a los dueños de entes de negocios la flexibilidad de estructurar sus inversiones extranjeras y operaciones comerciales en los EE.UU. de una manera eficiente dese el punto de vista fiscal.  

Elección del Tratamiento Fiscal Americano

No toda empresa extranjera puede elegir su clasificación fiscal. Las entidades de negocios que sean constituidas de acuerdo a las leyes federales o estatales de EE.UU., así como los entes extranjeros incluidos en la lista exhaustiva del IRS de corporaciones “per se” son clasificados automáticamente como corporaciones.

Sin embargo, otras empresas extranjeras tienen un tanto más de flexibilidad en cuanto a cómo estructurar inversiones y operaciones de negocios en los Estados Unidos. Específicamente, estas pueden elegir ser tratadas como corporación, “partnership”, o como un ente ignorado para efectos en el cual los ingresos son directamente atribuido a su dueño, es decir, como un “disregarded entity” (DRE).

Clasificación de Entidades por Falta de Elección

En caso de que un ente extranjero deje de hacer una elección, el IRS utilizará una clasificación en su defecto y dependiendo del número de dueños y si estos tienen responsabilidad limitada o ilimitada. La clasificación fiscal americana por la falta de elección que se aplica a las empresas extranjeras es como sigue:

  • Corporación. Todos los dueños tienen responsabilidad limitada.
  • Partnership. La asociación tiene dos o más miembros y cuando menos uno de ellos tien responsabilidad ilimitada.
  • Disregarded entity [(DRE) ente ignorado]. La empresa extranjera tiene un solo dueño con responsabilidad ilimitada.

Entes Híbridos o Híbridos en Reversa Pueden Resultar Dependiendo de la Elección de Clasificación

En ocasiones, la elección de clasificación resulta en entes híbridos (o híbridos en reversa), lo que significa que la empresa extranjera será gravada de una forma en su país de origen, y de otra forma por los Estados Unidos. Por ejemplo, un ente pudiera ser considerado como transparente fiscal para efectos fiscales de EE.UU. y una corporación para efectos fiscales extranjeros, lo que pudiera resultar en responsabilidades fiscales adicionales. Las reglas fiscales de EE.UU. y del extranjero deben ser navegadas con cuidado para evitar una doble imposición fiscal u otras consecuencias que resulten en un pago de impuestos, mayor del necesario, por la empresa.   

Nosotros Te Ayudaremos a Elegir la Clasificación Correcta para tu Empresa

Elegir incorrectamente la clasificación fiscal de ente puede ser costosa, por lo que el mejor momento para tomar la decisión respecto de la elección es antes de iniciar el negocio en Estados Unidos. A pesar de que en ciertas ocasiones la elección de ente puede revertirse después de hacerse, siempre es más sencillo y más barato considerar todas tus opciones desde el inicio. Nosotros podemos ayudarte a entender cómo funcionan las leyes fiscales en EE.UU. con las leyes de tu país de residencia, y recomendarte la mejor clasificación de ente para minimizar tu responsabilidad fiscal y lograr tus objetivos globales. Llámanos hoy, y deja que te ayudemos a tomar las decisiones correctas para tu negocio.