Las características principales del General Partnership o GP son:

  • No requiere de formalidad alguna para formarse más que el acuerdo de los socios. Sin embargo, siempre es conveniente dejar este acuerdo por escrito.
  • Requiere cuando menos dos socios.
  • Cada uno de los socios puede obligar al GP.
  • Todos los socios tienen responsabilidad ilimitada y responden por los actos y omisiones propios y de los otros socios. Cada uno de los socios es responsable de todas las deudas y obligaciones del GP.
  • Las utilidades y pérdidas fluyen hacia a los socios en la proporción que hayan acordado, o en su defecto, de acuerdo a la ley local, la cual generalmente indica que es de acuerdo a sus aportaciones.
  • Generalmente, el GP limita su responsabilidad mediante la contratación de un seguro de responsabilidad civil o general liability.