El día de ayer International Adviser dio a conocer la noticia del reporte de un grupo parlamentario y multipartidario en Francia en el cual se recomienda la terminación del acuerdo FATCA con Estados Unidos si este último no acude a la mesa de negociaciones para evitar la doble imposición fiscal en la que se encuentran actualmente los ciudadanos Franco-Americanos. Es decir, aquellos ciudadanos franceses que tienen doble nacionalidad por azares del destino, o por accidente.

El reporte, dictado por un miembro del mismo partido político que el Presidente Macron, recomienda que la aplicación del acuerdo FATCA se limite a un grupo de personas con un ingreso o monto de riqueza no especificado, y que las leyes fiscales de ambos países se ordenen de tal forma para evitar la doble imposición fiscal.

De acuerdo al servicio de noticias Bloomberg, el reporte también recomienda que en caso de que esas negociaciones llegaren a fracasar, se debe prever la posibilidad del retiro unilateral del acuerdo de FATCA y restringir la transferencia de información.

Por otra parte, el propio reporte también recomienda cabildear en favor de la asociación llamada “Americanos por Accidente” la cual representa a personas que fueron nacidos en EE.UU., o tienen padres americanos, y por ende, se encuentran comprendidos dentro del acuerdo FATCA, aún y cuando algunos de ellos ni siquiera saben que son considerados como ciudadanos americanos.

Asimismo, los partidos políticos en Francia han hecho un llamado a los reguladores franceses para que recuerden a los bancos del país que no pueden discriminar en contra de sus clientes en base a su nacionalidad o por tener nexos con los Estados Unidos. Esto debido a que las complicaciones y costos de implementar el acuerdo FATCA son muchas y altos, y han hecho que dichas instituciones prefieran no prestar servicios bancarios a ciudadanos americanos o a personas con cualquier nexo a ese país.

De acuerdo a la Federación Bancaria Europea, existen algunos 300,000 “americanos por accidente” en Europa que pudieran estar, o ya han sido, afectados por los acuerdos FATCA.

Este caso, ya ha sido llevado a la corte administrativa más alta de Francia, el Conseil d’Etat, ante la cual se ha argumentado que FATCA choca con la constitución del país, al igual de lo que hemos mencionado nosotros anteriormente con respecto a México.

Problemas con FATCA en México

En el caso de México, el acuerdo intergubernamental de FATCA padece de dos defectos: primero, el acuerdo fue firmado por el Subsecretario de Hacienda en substitución del Secretario sin tener facultades para hacerlo, aunque a la fecha se han modificado la ley y el reglamento interno de la Secretaría de Hacienda para agregar esas facultades a la Subsecretaría las cuales pretenden aplicar retroactivamente; en segundo lugar, la Constitución Mexicana, que en buena medida deriva de las libertades e ideales concebidos por primera vez en la Constitución Francesa de 1791, a pesar de que la Constitución de Cádiz de 1812 es la fuente directa de todas las versiones de la Constitución Mexicana, ésta requiere forzosamente se sigan ciertos formalismos muy específicos para que la autoridad pueda actuar en contra de un ciudadano mexicano, o bien, pueda solicitar, obtener, y utilizar información de terceros, en este caso de Estados Unidos, en un proceso legal en contra de cualquier ciudadano Mexicano.

Sin embargo, el Conseil d’Etat no ha tomado decisión alguna todavía.  Estaremos al pendiente del desenvolvimiento de esta nota, la cual sin duda traerá consecuencias de bastante interés no solo para Francia sino para el resto del mundo.

Be the first to comment!
Post a Comment