La Suprema Corte de Estados Unidos ha confirmado que los extranjeros residentes, aún aquellos que hayan obtenido su “green card”, están sujetos a deportación por presentar declaraciones fiscales falsas.  Según el máximo tribunal, la presentación de una declaración fiscal falsa por un extranjero residente, constituye un delito grave sujeto a deportación cuando el gobierno americano pierda ingresos por más de $10,000 dólares como consecuencia de ello.

En la jurisprudencia Kawashima v. Holder, los esposos Kawashima, de nacionalidad japonesa y residentes permanentes del estado de California, firmaron y presentaron una declaración fiscal a nombre de una sociedad mercantil por medio de la cual operaban un restaurante en dicho estado. En 1992, el Sr. Kawashima firmó y presentó una declaración fiscal falsa por el año 1991, la cual había sido elaborada con la ayuda de su esposa.  En 1997, los Señores Kawashima fueron declarados culpables y se determinó que el menoscabo al gobierno americano ascendió, incluyendo multas, recargos e intereses, a poco más de $245,000 dólares los cuales fueron pagados en su oportunidad por los Sres. Kawashima.

En el año 2001, el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) informó a los Sres. Kawashima que debido a la comisión del delito grave por la presentación de una declaración fiscal falsa, habían perdido su residencia permanente y “green card”, y por lo tanto debían abandonar el país.  En consecuencia, se inició la serie de juicios seguidos los cuales concluyeron con el pronunciamiento de la Suprema Corte anterior.

La Deportación Siempre Es Posible Si No Eres Ciudadano Americano

Independientemente de la manera en que un extranjero declare sus impuestos, y de que es incorrecto falsificar declaraciones fiscales, este caso pone de manifiesto la importancia para los residentes permanentes de tratar de obtener lo antes posible su nacionalidad americana porque cualquier tipo de problema, tales como un inocente DUI (manejar un auto, motocicleta, etc., incluyendo una bicicleta en la vía pública, después de haber ingerido alcohol), causar por negligencia un accidente automovilístico, o por meterse en problemas de otra índole, les pudiera causar la deportación. En algunas ocasiones, el mal uso o abuso de privilegios otorgados por el gobierno — SENTRI o GLOBAL ENTRY — también les pudiera causar la deportación.

Be the first to comment!
Post a Comment