Dependiendo del mes del año (debido a la carga de trabajo de las oficinas de los Secretarías de Estado) y del propio estado en que se desee inscribir o registrar la nueva empresa, más el tiempo de elaboración de la documentación necesaria para tal efecto, el trámite promedio es de 3 a 4 días hábiles sin contar el tiempo que lleva obtener el número de identificación fiscal federal.

Dependiendo de varios factores íntimamente ligados a la autoridad fiscal, este trámite puede llevar de uno a 15 días, o más, según sea el caso. En el caso de la LLP, la elaboración del acuerdo de socios depende del número de socios, de la complejidad o importancia del negocio, y de si el mismo es altamente regulado por la autoridad.